Sociedad

100 años cumplió la señora Agripina Ortíz Figueroa

SONY DSC

Su familia le organizó una fiesta donde estuvieron sus nietos y bisnietos

Redacción/www.notimina.com

MINATITLÁN, VER.- En días pasados la señora Agripina Ortíz Figueroa, festejó sus 100 años de vida, por tal motivo su familia le organizó un ameno festejó en su honor.

En este día especial se dieron cita sus hijos, nueras, yernos, nietos y bisnietos quienes primeramente acudieron a darle gracias a Dios por los 100 años de vida de doña Agripina.

SONY DSC
Doña Pina con sus hijos Rita, Heber, Ogilvie, Gaudencio, Alfredo y Reynaldo.

 

SONY DSC

Con sus hijos, yerno, nueras y nietos.

SONY DSC
En la foto del recuerdo toda la familia de doña Agripina Ortíz Figueroa.

 

SONY DSC
Doña Pina a lado de su adorada nieta la maestra Gisela Ortíz Olivera.

 

SONY DSC
Con sus nietos, Mario Francisco, Antonio, Gisela, Ogilvie, Patricia, Ana Luisa, Moisés, Gladys y Guadalupe, sus bisnietos: Rita, Melissa, Yuritzi, Francisco y Mario.

 

Posteriormente junto con los invitados acudieron a conocido salón de eventos ubicado en la colonia Gravera, donde disfrutaron de la fiesta.

Su hijo Reynaldo, el poeta de la familia leyó un poema en honor a doña Pina, quien estuvo acompañada de su hermano Norberto Ortíz.

Doña Agripina, estuvo acompañada de sus hijos Rita, Heber, Ogilvie, Gaudencio, Alfredo y Reynaldo.

Sus nueras Elodia, Reyna, Guadalupe, Lourdes, su yerno Mario, sus  nietos: Mario Francisco, Antonio, Gisela, Ogilvie, Patricia, Ana Luisa, Moisés, Gladys y Guadalupe.

Así como sus bisnietos Rita, Melissa, Yuritzi, Francisco y Mario, algunos de sus familiares viajaron de diferentes partes del país, para acompañar a su adorada Pina.

Doña Agripina nació un 23 de Junio de 1916 en Chilapa de Díaz en Oaxaca, muy joven emigro a la ciudad de Minatitlán donde conoció a su primer esposo Julián Ortíz con quien se dedicó a la venta de gallinas, de ropa, de helados y dulces de coco que ella misma elaboraba de esa forma sacó adelante a su familia al quedar viuda.

Después de unos años conoció a don Marcelino Carballido, con quien formó una nueva familia.

Doña Agripina, a lo largo de su vida, según comentaron sus familiares siempre ha sido una mujer luchona, a todos sus hijos los quiso por igual, y a pesar de su edad, sigue disfrutando de la vida a lado sus seres queridos, quienes la cuidan y apapachan todos los días.

Déjanos tu comentario