Salud

EL TABAQUISMO ES UNA ADICCIÓN QUE REQUIERE ATENCIÓN INTEGRAL

 

 

COMUNICADO/WWW.NOTIMINA.COM

COATZACOALCOS, VER.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fomenta actividades permanentes para informar y sensibilizar a la población en general sobre los nocivos efectos del tabaquismo, tanto de quienes tienen el hábito como de quienes los rodean y que automáticamente se convierten en fumadores pasivos.  La Organización Mundial de la Salud (IMSS) estableció el 31 de Mayo  la fecha para conmemorar la lucha contra el hábito, el lema de este año es “Tabaquismo y Salud Pulmonar”.

 

La doctora Socorro Vásquez Ávila, neumóloga del IMSS en Veracruz Sur reconoció que el tabaquismo es una adicción pues en la persona que tiene como hábito fumar varios cigarrillos al día se van formando neurotransmisores que se multiplican y eso hace que posteriormente sienta la necesidad de fumar. Para su curación y erradicación se requiere  atención multidisciplinaria es decir con la participación de las áreas de neumología, psicología, psiquiatría, nutrición, dado que llega a desarrollar el síndrome de abstinencia.

 

Destacó que son variados los efectos nocivos en la salud del fumador y afirma que el tabaquismo se constituye en factor predisponente de cáncer de pulmón, aparato digestivo, laringe, faringe, páncreas, cervicouterino, óseo y de piel entre otros.   Además de enfisema y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

 

Para el caso de los fumadores pasivos, es decir  familia, compañeros de trabajo y en general quienes rodean al adicto, hay riesgos elevados para su salud como bronquitis crónica, en infantes cuadros de otitis, lento crecimiento y la función respiratoria en general se ve comprometida. “Fumar durante el embarazo afecta considerablemente el desarrollo del bebé, condicionan bajo peso al nacer y desde muy pequeños resulta afectada su salud pulmonar”.

 

Enfatiza que la mejor medicina es la prevención y para evitar llegar a las complicaciones citadas lo conveniente es no iniciarse en el nocivo hábito, que además provoca mal aliento, manchas en los dientes y dedos   y afecta la economía familiar. “Fumar reduce hasta en 50 por ciento la esperanza de vida de los pacientes e influye negativamente en la calidad de vida, los tratamientos para disminuir los efectos de las sustancias que se ingieren y que generan combustión en el organismo, van desde cirugías, rehabilitación para mejorar la salud pulmonar, uso de broncodilatadores, antiinflamatorios esteroideos y oxígeno suplementario, esto con la finalidad de evitar que haya caída en los niveles”.

 

Finalmente dijo que a diferencia de generaciones anteriores, el negativo hábito del tabaquismo ahora inicia a más temprana edad, pues a diferencia de antaño en que se empezaba a fumar entre los 20 y 30 años, hoy los adolescentes de entre 12  y 13 años se inician en la práctica, por lo que es importante ofrecer amplia información respecto a que algo que prueban por curiosidad, presión social o imitación, puede llegar a convertirse en una adicción con serias consecuencias para su salud.

 

 

Déjanos tu comentario