En CalienteEstatalNota Roja

En Hidalgotitlán; atrapan a delincuentes y policías cómplices

 

Lo que más tarde ocasionó la destitución y detención del comandante y sub comandante de la Policía Municipal de este municipio, Mario de Jesús Ávila Toledo y Rubén Candelario Martínez, ambos “guaruras” del alcalde.

David González Cruz/www.notimina.com

Hidalgotitlán, Ver.-Tres sujetos fueron detenidos tras una persecución al momento en que transportaban combustible de dudosa procedencia, lo que más tarde ocasionó la destitución y detención del comandante y sub comandante de la Policía Municipal de este municipio, Mario de Jesús Ávila Toledo y Rubén Candelario Martínez, respectivamente, quienes también fueron remitidos a la cárcel preventiva naval de Minatitlán.

Los hechos iniciaron alrededor de las 19:00 horas del pasado martes cuando sujetos desconocidos fueron sorprendidos transportando combustible -aparentemente-robado, en una camioneta en color blanco; lo que dio inicio a la persecución, en el barrio Tizal, y terminó frente al rastro municipal.

Los testigos aseguran que en la esquina que forman las calles 16 de Septiembre y Díaz Mirón, del mismo barrio, los policías comandados por Mario Ávila Toledo y Rubén Candelario, interceptaron a los tres individuos quienes les habrían entregado sospechosamente una bolsa que -aparentemente- contenía dinero en efectivo y los dejaron continuar su camino y en su intento por escapar amenazaron a vecinos que observaban los hechos.

Lo anterior provocó que los pobladores se organizaran y minutos después, en persecución, lograron detener a los tres ocupantes de la unidad y el aseguramiento de la misma, donde transportaban el combustible robado.

Los vecinos amenazaban con linchar a los detenidos, mismos que ante la presión, terminaron confesando que el comandante municipal, Mario Ávila y el sub-comandante Rubén Candelario, eran cómplices, por lo que los enardecidos pobladores exigieron el cese inmediato de los citados jefes policiacos y también los encerraron en una de las celdas de la cárcel preventiva, convirtiéndose así una noche “agitada” para los habitantes del centro de esta localidad.

Más tarde, los tres sujetos que presuntamente se dedican al robo de combustible así como los dos policías, fueron trasladados a la cárcel preventiva de Minatitlán, donde quedaron a disposición de la fiscalía.

Déjanos tu comentario