Local

30 trabajadores del SUEM demandan al IPE

POR: ALBA GUZMAN FLORES

MINATITLÁN, VER.- 30 trabajadores jubilados del Sindicato Único de Empleados Municipales (SUEM) demandan al Instituto de Pensiones del Estado (IPE) por incumplimiento en el pago de sus prestaciones, informó el Secretario General Andrés Santos Escandón. A pocos meses de concluir su mandato de Javier Duarte de Ochoa y proponer que sea los empresarios o dependencias, quienes asuman el adeudo que se tiene con el IPE, el líder del SUEM en Minatitlán, entrevistado sobre el tema, respondió que serán las instancias correspondientes atender ese asunto.

Al SUEM le compete interponer los recursos legales que por ley convengan, para que el IPE respete una pensión digna, la cual tienen derecho esos 30 trabajadores. Quienes ya han alcanzado su respectiva cotización con sus salarios devengados, más las aportaciones del patrón –en este caso el ayuntamiento- con sus respectivos incrementos salariales acordados con el IPE, la cual, “No se está cumpliendo”, pronunció el líder del SUEM. Santos Escandón, lleva 30 años como trabajador sindical, y recientemente estuvo en el ojo del huracán, por percibir uno de los salarios más elevados dentro de la nómina del ayuntamiento de Minatitlán, manifestó que su salario ya se redujo, pero desconoce en cuánto le quedó, información dijo que ya solicitó a través del IVAI.

Al entrevistado le pareció injusto que el IPE no les quiera pagar las prestaciones a los trabajadores que están en proceso de jubilación, por tanto fue que demandaron desde hace tres años, plazas que no pueden ser ocupadas por los familiares hasta que finiquiten este adeudo, el cual asciende a varios millones de pesos.

“No es la primera vez que el IPE está en debacle por las malas administraciones, quienes son responsables incluyendo a los integrantes del consejo, porque ellos son los que se prestan hacer mal uso de los recursos con tal de que le den dádivas, y lo digo con pruebas, porque ahí hay gente que en lugar de defender a sus trabajadores se van de lado de patrón, siendo el grave problema no de ahora, sino de años”, arremetió el líder del SUEM quien ha sido fuertemente criticado en el municipio de Minatitlán por ser uno de los empleados sindicalizados que más gana dentro de la nómina del ayuntamiento.

Recordó hace 32 años que ingresó al ayuntamiento, al sindicato y por tanto al IPE, les descontaban el 5% sobre el salario de cada trabajador de manera quincenal, mientras el patrón pagaba una aportación del 7%, posteriormente, con las reformas de los años 90 vino otro incremento del 7% y al patrón le subieron al 14%, años más tarde, “Siempre las reformas para perjudicar al derechohabiente, ahora nos incrementaron del 7% quincenal, al 11% y recientemente nos acaban de informar, que el incremento será gradual del 12%, mientras que el patrón que pagaba el 13.99% por cada trabajador de manera quincenal, pasó al 20%”, suponiendo que estos dos descuentos van destinados al “Fondo de Pensiones”.

“Ahora resulta que después de cotizar mis semanas y antigüedad, el consejo determina unilateralmente, pagarles lo que ellos quieren, ahorita estamos regresando cheques de otro grupo de pensionados, porque eso le perjudica al ayuntamiento, porque ellos ya cumplieron con su meta, los trabajadores ya se quieren jubilar y no lo podemos hacer, porque el IPE no les quiere pagar lo que les corresponde, pero sí ya les descontó por muchos años de acuerdo a su salario”.

Indicó que la demanda de estos 31 trabajadores en proceso de jubilación ya fue interpuesta contra el IPE, el cual ya se amparó, pero seguirán en pie de lucha hasta lograr el objetivo de tener una pensión digna. “Son en total como 60 trabajadores que están en esta situación, el grupo de 31 ya tiene como tres años esta lucha, el ex alcalde Leopoldo Torres hizo el esfuerzo de pagarles su prima de antigüedad, porque eran 22 millones de pesos, como no se tenían los recursos para hacerlo en una sola exhibición, se hizo un esquema chiquito, como Chedraui y aceptaron los trabajadores para que disfrutaran ese beneficio en vida, y se les fue pagando de manera quincenal la prima de antigüedad, no se sustituyó la plaza hasta llegar al término de los pagos”.

El problema fue que cuando hicieron el trámite ante el IPE se llevaron la sorpresa que sus cheques les llegaron por menos cantidad que ellos cotizaron, “Desafortunadamente ya estaban dados de baja en el ayuntamiento y tuvieron que aceptar esa cantidad, pero los que hoy están todavía dentro de la nómina, tuvimos el cuidado de no gestionar el pago de la prima de antigüedad porque no les están pagando lo que les corresponde”.

Manifestó que cada mes llegan los cheques de esas 30 personas que están en proceso de jubilación, regresándolos al IPE, “Porque no están respetando nuestros derechos, y vamos a continuar con la ley, nos tienen que dar la razón el tribunal, aunque desafortunadamente los tribunales son muy pasivos y dejan los expedientes por eso debemos estar al pendiente de ellos con los abogados para generar la rapidez de los mismos, porque los pensionados están grandes, hay quienes ya cumplieron 40 años de servicio”.

Del grupo que se jubiló en la administración de Leopoldo Torres García, fueron 31, de los cuales ya fallecieron 2, quedando un total de 29, sin embargo los familiares los que podrían resultar beneficiados si logra ganarse esa demanda contra el IPE, en tanto los otros 30 trabajadores de la presente administración que ya están en edad de jubilarse, no lo han aceptado porque el IPE no les está pagando lo que por ley les corresponde.

“Estamos tratando de hablar con las autoridades actuales para hacer un esquema de pago como lo hicimos en la administración anterior, al estar conscientes de la crisis económica por la que atraviesa el municipio, de no poder solventar el pago de la prima de antigüedad en una sola exhibición, confiando que sea el municipio quien acepte dicha propuesta, para que el ayuntamiento se quite esa carga de salario, puesto que la plaza sindical no será ocupada por el familiar hasta que el trabajador reciba su último pago y con el último escalafón”. Por otra lado, el líder del SUEM Andrés Santos Escandón aceptó que ahora se ha visto afectado porque les bajaron los salarios, y ahora el IPE le está cotizando con el nuevo salario, “Eso para mi jubilación pues no me ayuda, nadie nos obliga a jubilarnos a los treinta años, podemos seguir trabajando, pero yo le digo a los compañeros 30 años aquí, ya es necesario y justo de ir a disfrutar a la familia porque ni el sindicato ni el ayuntamiento, te va hacer un monumento, ni te va hacer un cheque extra, de lo que marca la ley ni lo que está convenido”.

Se deslindó que esté dentro del paquete de esos 30 trabajadores que actualmente mantienen jubilados al IPE, aún no ha solicitado su jubilación, menos ahora que cuenta con un bajo salario. Por último dijo que “La sarta de declaraciones que mandan desde adentro, hacia fuera, sale de ahí, pero yo no me voy a ir ni ningún trabajador, porque no hemos hecho nada indebido”.

Otro problema al que se enfrentan el ayuntamiento, es que arrastra una nómina de trabajadores que aunque no están en edad de jubilación, pero están enfermos, causándoles problemas al ayuntamiento, por no tener un rendimiento laboral, ante tal situación, se han promovido alrededor de 5 prejubilaciones en trabajadores que están en esta situación.

Déjanos tu comentario