En CalienteLocal

Con el hijo en brazos, mamá sale a trabajar a los cruceros

SONY DSC

 

Para estas madres indígenas solteras, no hay esperanza de un mejor futuro o recibir un regalo o abrazo el Día de la Madre.

Víctor Hugo Gómez/www.notimina.com

Minatitlán, Ver.-Se acerca el 10 de Mayo, fecha marcada en el calendario oficial como el “Día de las Madres” fecha en que los sentimientos se desbordan, las carteras se abren y las tarjetas de crédito funcionan al cien por ciento para ir a comprar el regalo para la llamada “Reyna del Hogar” es el próximo 10 de Mayo es el Día de las Madres, para la mayoría de las mujeres la fecha esperada en el anuario, pero para muchas otras este el 10 de Mayo pasa desapercibido, es decir no existe en sus atribuladas vidas.

María “X” una mujer de aspecto indígena es madre de dos hijos, al más pequeño lo trae entre sus brazos, mientras ella hace maravillas para poder realizar sus malabares con dos pequeñas pelotas que trae en sus manos, actividad u autoempleo con el cual se gana unas cuantas monedas para poder más o menos llevar el sustento diario a su familia.

La indefensa pero luchadora mujer con una mano sostiene un viejo paraguas para más o menos protegerse de los rayos quemantes del astro rey que a medio día quema duro pero no más fuerte y doloroso que ser una mamá que tiene que salir a arriesgar su vida propia y la de vástago para ganarse la vida. Para María “X” fue el rol que le toco en este mundo o visa desigual, donde hay de madres a madres, pero siempre las más sufridas son las más olvidadas para estas mamás sí que no hay un futuro prometedor, ni siquiera la esperanza de estar en la lista del Programa para Madres Solteras que tanto cacarea el “gobierno” y políticos.

El astro rey, ya casi se oculta en el cenit para “María” madre sin esperanza alguna pero eso sí, muy trabajadora y luchona solo se termina un día más y hay que hacer cuentas para saber cuánto quedo de ganancia de las “monedas” que le obsequiaron los conductores en el crucero que le toco trabajar con su hijo en brazos. Del Día de las Madres, ni quien se acuerde al menos para María.

 

Déjanos tu comentario