En CalienteLocalNota Roja

Confirman secuestro del Subdirector del IMSS en Minatitlán

 

El doctor Rigoberto Martínez Parroquín, fue plagiado por un comando armado cuando salía de su guardia de la clínica 36 del IMSS.

AGENCIA/www.notimina.com

Minatitlán, Ver.-Fuentes extraoficiales confirmaron el secuestro del doctor Rigoberto Martínez Parroquín, esto por un comando armado de al menos cuatro sujetos al filo de las 22:30 horas cuando el galeno salía del área de urgencias de la clínica número 36 del IMSS en este municipio. Ha trascendido que los delincuentes ya se comunicaron con los familiares solicitando la cantidad de 5 millones de pesos por dejar libre a su víctima.
Además se logró saber que elementos policiacos ya localizaron la camioneta de lujo del doctor Rigoberto Martínez Parroquín, la cual fue abandonada por la zona del centro habitacional “El Naranjito” perteneciente al municipio de Cosoleacaque pero también localizaron otra camioneta de color negro en la colonia Nueva Tacoteno pero se presume que dicho vehículo fue dejado para distraer a los policías.
Cabe recordar que fue la noche de este miércoles, cuando al filo de las 22:00 horas corrió fuerte el rumor del posible secuestro del Subdirector de la clínica 32 del IMSS, doctor Rigoberto Martínez, según personal del IMSS del área de urgencias, vecinos y transeúntes que pasaban por las instalaciones del IMSS reportaron que pudieron percatarse del momento cuando al menos 3 hombres encapuchado y portando armas de grueso calibre se llevaban al citado galeno cuando se disponía a abordar su camioneta.
El supuesto plagio del mencionado galeno, ocurrió sobre la calle Moctezuma sobre la parte trasera de la clínica del IMSS justo a la salida del área de urgencias de dicho hospital, lugar donde se supone los secuestradores esperaban a su víctima para cometer su fechoría.
Según versiones de algunas personas que presenciaron estos hechos, aseguran que los supuestos secuestradores llevaban “pasamontañas” y al momento del plagio portaban armas de grueso calibre que apuntaban sobre las personas que se asomaron al escuchar los gritos del galeno.

 

Déjanos tu comentario