Los asesinatos de tres mujeres embarazadas para robar a sus bebés alertan a México

En lo que va del 2018, suman ocho embarazadas asesinadas

Las mujeres murieron cuando las atacaron e intentaron extraerles a sus bebés del vientre

AGENCIAS/WWW.NOTIMINA.COM

En los últimos nueve días, tres mujeres embarazadas fueron asesinadas en los Estados de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco. En dos casos, las autoridades de seguridad estatales dieron a conocer que el objetivo de la agresión era robar a los bebés. Estos ataques han encendido las alertas entre las mujeres mexicanas y en particular de quienes se encuentran embarazadas. Una publicación en Facebook con recomendaciones para evitar ser víctima de un asesinato ha sido compartida más de 625.000 veces en los últimos tres días y varias imágenes similares se han compartido miles de veces en las últimas horas.

No caminar sola por las calles durante la noche, no dar información de su embarazo y evitar recibir ayuda de extraños sin estar acompañadas, son algunas de las recomendaciones que se emiten en redes sociales ante la ola de violencia. “En virtud de la poca confianza en las autoridades de seguridad las mujeres recurren al autocuidado. Frente al estado fallido se sugiere que las mujeres tomen las propias medidas, aunque luego se les culpabiliza de aceptar ayuda estando embarazadas”, dice a Verne Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

De acuerdo con la abogada, estas agresiones podrían no ser tipificadas como feminicidios por la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Sin embargo, estos hechos constituyen un acto de normalización de la violencia de género. “La violencia contra las mujeres está en niveles desproporcionados y aunque suceden este tipo de actos tan graves, sigue sin haber consecuencias”, indica Tamés.

Los datos más recientes del INEGI indican que el número de mujeres asesinadas en 2016 es el más alto registrado en los últimos 27 años, con un promedio de ocho asesinatos de mujeres al día y un saldo de 430 mujeres asesinadas en este año. “Además de la violencia que se vive por el hecho de ser mujer, las embarazadas son más vulnerables y muchas son víctimas de violencia obstétricay otras agresiones”, dice la directora del GIRE.

El 1 de abril se dio a conocer la muerte de una mujer de 20 años de edad y ocho meses de embarazo en el Estado de Tamaulipas. De acuerdo con reportes de medios locales el bebé de la mujer fue encontrado muerto, luego de que los probables asesinos lo llevarán a servicios de emergencias.

El segundo caso se dio a conocer el 2 de abril, luego de que una mujer de 23 años y con nueve meses de embarazo fuera asesinada para robarle a su hijo en Veracruz. El fiscal del Estado, Jorge Winckler, dijo en una entrevista conNoticieros Televisa que la mujer fue engañada por personas que pretendían regalarle ropa para su bebé. En Tabasco se registró el tercer caso, cuando una mujer de 25 años y ocho meses de gestación fue encontrada muerta, según indica el diario El Universal. Hasta el momento no hay personas detenidas por este crimen.