Nota Roja

Adiós a joven asesinado en Guerrero

David González Cruz

Chinameca, Ver.- La tarde de ayer viernes, en medio del dolor de sus padres, familiares y amigos así como de vecinos que acudieron a dar ánimo, dieron el último adiós al joven que en vida respondió al nombre de José Jonathan Hernández González, quien fue asesinado a balazos en el estado Guerrero el domingo pasado; como ya lo ha informado oportunamente este mismo medio de comunicación.
José Jonathan, fue baleado mientras comía en un restaurante del estado en mención, acompañado de un amigo suyo. Desde ese día fue internado en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) donde solo aguantó escasas 48 horas, pues el martes pasado dejó de existir.
El infortunado joven que tuvo su domicilio en la calle López Mateos número 46 de la congregación Los Cerritos, de este municipio, mismo que el próximo mes de diciembre cumpliría 22 años, se fue con la intención de buscar empleo en el aquel lugar para ayudar a sus padres y sobre todos sus dos hermanos menores que él, para que pudieran continuar con sus estudios.
Poco antes de ser llevado al panteón de la comunidad en mención, alrededor de las 16:00 horas, el cuerpo fue trasladado a la iglesia cristiana “Jesucristo es la Roca”, ubicada a unos metros de donde fue su domicilio, donde al término del culto los afligidos padres y otros familiares agradecieron el apoyo recibido por las personas que acudieron al velorio y sepelio.
Allí, una joven, familiar del hoy fallecido, en su intervención describió a “Jona” -como cariñosamente ellos le llamaban- como un joven inteligente, siempre aplicado en el estudio, muy alegre, buen amigo, pero sobre todo que siempre creyó en Dios, incluso, era bautizado -y que por cierto- es lo único que llena de esperanza y consuelo a los destrozados padres; que hoy su hijo ya descansa en algún lugar que el Dios en el que creyó ya le tenía preparado.
Finalmente, al filo de las 17:00 horas de ayer mismo, una multitud acompañó a la familia para llevar el ataúd con los restos de “Jona”, al panteón de Los Cerritos; su última morada.

Déjanos tu comentario