Nota Roja

Joven muerto a pedradas, hace 4 años fue detenido por secuestro

David González Cruz/www.notimina.com

Minatitlán, Ver.-A 96 horas, que se cumplieron este día, del sangriento y brutal asesinato del supuesto electricista, Rubén Guillermo González Juárez, cuyo cadáver fue encontrado el amanecer del domingo 8 del presente mes, en la calle Ferrocarrilera de la colonia Nueva Tacoteno, no hay avances en las indagatorias que ese mismo día se supone inició el personal de lo que fue la agencia primera del Ministerio Público Investigador (MPI) de esta ciudad y más aún cuando ese mismo domingo se dio a conocer el cambio de comandante de la Policía Ministerial (PM) lo que ha generado que al menos hasta ayer miércoles dicha corporación no tuviera quién la dirija.
De acuerdo a información recabada se sabe que Rubén Guillermo González Juárez, quien tenía su domicilio en calle Sor Juana Inés de la Cruz de la colonia Obrera de esta ciudad, fue detenido la tarde del 14 de octubre del año 2011, durante un cateo de elementos del Ejército Mexicano pertenecientes a la 29/a Zona Militar y del Tercer Batallón de Infantería, al interior del video bar “The Play” que se ubicaba en la calle Hidalgo casi esquina Ejército Mexicano, en el centro de esta ciudad de Minatitlán. Cerró sus puertas desde ese entonces.
Durante la intervención de las fuerzas federales, además de detener a Rubén Guillermo González y tres personas más entre las que se encontraba una mujer, se logró la liberación de un joven a quien tenían privado de su libertad al interior del mismo establecimiento, además de asegurar un automóvil marca Volkswagen, tipo Jetta, color blanco, que tenían estacionado frente al bar.
Ese mismo día, los presuntos plagiarios fueron llevados al puerto de Coatzacoalcos y dos días después, el domingo 16, ingresaron al penal de Duport Ostión, donde quedaron a disposición del juez correspondiente.
Como oportunamente se ha dado a conocer, Rubén Guillermo González Juárez, fue asesinado aparentemente la madrugada del domingo pasado, luego de que la noche del sábado, tras un convivio con su familia, lejos de quedarse a dormir en casa, decidió continuar la parranda.
Horas después, al filo de las 6 de la tarde del domingo 8 del presente mes, la familia acudió a identificar y reclamar su cadáver que se encontraba en unas de las planchas del Servicio Médico Forense (Semefo).
Hasta ayer miércoles, nada había en relación a las indagatorias iniciadas por el citado crimen que alarmó a vecinos de la colonia Nueva Tacoteno.

Déjanos tu comentario