En CalienteNota Roja

Reo mata a policías ministeriales; se descarta posible emboscada

El reo Isaías Leiva Martínez, presunto secuestrador sería el autor de estos crímenes al arrebatar el arma a los policías.

AGENCIA/www.notimina.com

Cosoleacaque, Ver.-Dos Policías Ministeriales murieron durante la mañana de este lunes en los instantes que presuntamente trasladaban a un delincuente en medio de una supuesta emboscada.
Los hechos se desarrollaron cerca de las 11:50 de la mañana cuando los elementos viajaban en una unidad de la marca Nissan tipo Tsuru en color oficial de taxi con número económico 4296 de Minatitlán sin placas de circulación.
En los momentos que tramitaban sobre la autopista Cosoleacaque-Nuevo-Teapa a la altura del kilómetro 25+600, supuestamente fueron sorprendidos por un grupo de hombres que detonaron sus armas al menos en 20 ocasiones provocando la muerte de la policía Sandra Emilia Zavaleta Hernández, conductora del carro tipo taxi.
En ese mismo lugar resultó herido un segundo elemento que ingresó en calidad de grave al Hospital General de Minatitlán (HGM) identificado como Carlos Herrera Hernández, mismo que murió momentos más tarde.
En tanto que el presunto secuestrador que sería encerrado en el Centro de Readaptación Social (CERESO) Duport Ostión, logró escapar siendo recapturado e identificado bajo el nombre de Isaías Leiva Martínez, provocando lo anterior fuerte despliegue de unidades.
Los cuerpos fueron depositado en medio del hermetismo en el Servicio Médico Forense (SEMEFO) donde se esperaba fueran reclamados legalmente.
Entre la confusión nació la versión que descarta el hecho de una emboscada que tenía como intención el rescate del presunto delincuente Isaías Leiva Martínez, informándose mediante fuentes que en los momentos que se perpetraba el traslado, el hoy homicida viajaba en la parte trasera del auto de alquiler siendo custodiado por dos elementos y la occisa que guiaba la unidad.
Delante de ellos viajaban más ministeriales a bordo de una camioneta oficial de la dependencia, cuando en un descuido arrebató el arma larga de uno de los policías la cual se encontraba debidamente cargada y sin seguro.
En medio de la desesperación por escapar, accionó el artefacto hiriendo de muerte a Sandra Emilia, quien a mediados de 2015 fue lesionada en un enfrentamiento a tiros con una banda de supuestos roba-bancos, reponiéndose a las heridas días después.
El secuestrador y homicida, descendió del taxi según los testigos y emprendió la huida entre matorrales portando el arma larga asignada en ese momento a uno de los elementos baleados.
Minutos más tarde el agresor fue recapturado por Policías y puesto a disposición de la fiscalía en turno. Tras el doble homicidio queda la interrogante en el sentido del por qué los ministeriales tomaron un rumbo distinto al que los llevaría al CERESO, lugar donde supuestamente internarían al delincuente iniciando las investigaciones correspondientes.

Déjanos tu comentario