En CalienteNota Roja

Sin rastros del secuestrado en Mandara

A través de las redes sociales sus familiares lo buscan, lo levantaron el pasado 14 de febrero

David González Cruz

Minatitlán, Ver.- Ayer domingo se cumplió una semana de los hechos violentos registrados al interior del bar denominado “Mandara”, propiedad o administrado -hasta ese día- por Arturo Morales, quien en popularidad ocupa lo que fue el famoso “Rey del Antro”, Humberto Arriaga Fernández hasta el 20 de junio del año 2014 cuando fue plagiado, ejecutado y su cadáver hallado en una fosa clandestina en Cosoleacaque.
A siete días -hasta ayer nada- se sabía del paradero de uno de los plagiados la mañana de ese violento y sangriento amanecer de “San Valentín” donde un comando integrado por varios hombres armados atracó a los clientes del bar y luego se llevó a dos jóvenes, entre los que se encuentran Rafael de Jesús García Acosta, de 28 años, a quien desde ese día sus familiares buscan por todas partes.
Pero, debido a negligencia de las autoridades porque los hechos han sido denunciados -incluso- al mismo Ejército Mexicano, a partir del sábado pasado familiares de Rafael subieron su fotografía a redes sociales para pedir el apoyo de la ciudadanía con el objetivo de localizar al joven que tiene su domicilio en la calle Galeana de la colonia Santa Clara y labora para la empresa contratista Hi-Tec
A decir de los familiares, lo único que saben es que la mañana del 14 de febrero pasado, Rafael de Jesús García, fue sacado del Mandara por un comando armado y desde ese momento no saben más de su paradero.
Al momento de su “desaparición”, Rafael vestía playera color azul, pantalón de mezclilla del mismo color y calzaba tenis en color blanco. “No queremos que Rafael sea un número más de víctimas mortales”, exclama la familia.
Como oportunamente se ha dado a conocer por este medio de comunicación, los hechos que ahora mantienen con gran preocupación a una familia, ocurrieron alrededor de las 06:00 horas del pasado 14 de febrero, cuando hombres armados y vestidos de civil ingresaron al antro, sometieron a los clientes a quienes despojaron de sus pertenencias y se llevaron a un par de jóvenes, de los cuales uno no aparece por ningún lado.
Y es que no es la primera vez que ocurre este tipo de ilícitos agraves al interior del antro ubicado en la avenida Justo Sierra, en la colonia Bohemia de esta ciudad de Minatitlán, pues en lo que va del año -con éste- son dos los casos similares suscitados al interior del establecimiento; apenas el primero de noviembre del año 2015, ocurrió un tiroteo, y el bar funciona como si nada hubiera pasado.

Déjanos tu comentario