En CalienteNota Roja

Supuestos secuestradores de la Central de Abastos son de los “Z”

 

Los supuestos secuestradores, dicen son o pertenecen a la célula dilictiva de los “Z”.

David González/www.notimina.com

Minatitlán, Ver.- Tres presuntos integrantes de una célula delictiva autodenominada Los Zetas, dedicados a la industria del secuestro, fueron detenidos y linchados justo cuando plagiaban al hijo del propietario de una de las bodegas de la Central de Abastos de esta ciudad de Minatitlán, de apellido Baldomero.
Los delincuentes que portaban dos armas largas calibre 7.62 conocida como “Cuerno de Chivo” y una pistola tipo escuadra calibre .9 milímetros, fueron capturados cuando comerciantes que se percataron de los hechos y se armaron de valor, los enfrentaron, rescataron a la víctima y a los delincuentes los rodearon, los bajaron del vehículo marca Toyota, tipo Corolla, color blanco, en que viajaban, los desnudaron, golpearon, y -que de no haber sido por la intervención de la policía- los hubieran quemado vivos.
Eran las 06:10 horas de ayer domingo cuando al menos cinco individuos que viajaban a bordo de la unidad ya mencionada, con matrícula MXB 77-19 del estado de México, llegaron a una de las bodegas de la Central de Abastos, propiedad de un comerciante de apellido Baldomero, y bajo amenazas de muerte intentaron llevarse al hijo de éste.
Inmediatamente se corrió la voz de alerta y entre comerciantes, cargadores y demás empleados, armados de valor, rodearon el automóvil donde pretendían llevarse a la víctima e interceptaron a los delincuentes identificados como Iván Jair Dionisio Méndez, de 23 años; Rodolfo Eduardo Ramírez Martínez, de 22 así como Gilberto Méndez Sánchez, de 21. Dos, lograron huir.
Una vez bajados de la unidad, fueron desnudados y recibieron brutal golpiza, quedando bañados en sangre dos de ellos, en tanto, el automóvil tipo Corolla, fue volcado por los enardecidos comerciantes. Luego le prendieron fuego.
Curiosamente, inmediatamente llegaron al sitio elementos policiacos quienes -como si hubiesen sabido con anticipación lo que iba a suceder- se encontraban cerca del lugar y fueron los que rescataron a los secuestradores mismos que ya habían sido rociados con gasolina, pues la intención de los inconformes era prenderles lumbre y de esta forma quemarlos vivo.
Debido a que la policía intervino para que no fueran linchados, los comerciantes se enojaron aún más y luego no permitían la salida de las unidades policiacas donde llevaban a los delincuentes, les cerraron el paso y luego amenazaban con quemar las patrullas.
Lo anterior, provocó que en cuestión de minutos se calentaran los ánimos, por lo que al lugar llegó una nube de policías, tanto navales, estatales y ministeriales. Se convirtió en un infierno la Central de Abastos.
Finalmente los plagiarios fueron llevados a la base policiaca donde fueron puestos a disposición de la Sub-Unidad Integral de Justicia, aunque físicamente ellos tuvieron que ser trasladados a una clínica debido a las heridas y golpes que presentan.
A uno de ellos lo reportan con estado de salud, grave. Luego de que fueron llevados a la base de la policía, vecinos y comerciantes bloquearon por algunas horas la avenida Justo Sierra, pues aseguraban que los policías están coludidos con la delincuencia y que podrían ponerlos en libertad.

Déjanos tu comentario